Ruta BTT Peones de Amaya

Un paseo con buenas vistas

Datos básicos de la ruta:

Distancia: 
8,4 km
Tiempo estimado: 
1 hora y 5 minutos
Desnivel acumulado: 
180 metros
Dificultad: 
Verde
Relieve de la ruta Peones de Amaya

ITINERARIO

El recorrido se inicia en el punto de acogida BTT de Amaya, coincidiendo inicialmente con la ruta de BTT del Valle de Riomance. Se deja atrás al caserío y se cruza la carretera que une Amaya con Sotresgudo.

Tras cruzar la carretera, el camino avanza entre fincas de cultivo para girar bruscamente a la izquierda a la altura de unos grandes chopos negros.

En este tramo del recorrido, es común encontrar grandes charcos de agua provocados por las lluvias y por el desbordamiento del arroyo de Valdizambre.

El sendero llega a Peones, una pequeña localidad en la que destaca sobre el resto de construcciones, la iglesia de la Asunción de Nuestra Señora, del siglo XVI. También conserva el antiguo potro de herrar, una construcción de piedra de mampostería y madera utilizada para herrar caballos, vacas, bueyes y otros animales de labranza.

Tras el paseo por el pueblo continúa el recorrido abandonando la localidad por su parte este. Se llega a una bifurcación donde una flecha de dirección indica que los senderos de Peones de Amaya y Arroyo de Riomance se separan. La ruta de Peones de Amaya toma el primer camino de la derecha y se dirige hacia el cementerio. Se suceden dos cruces y en ambos el sendero toma el ramal de la derecha.

En apenas quinientos metros el camino alcanza una nueva bifurcación, donde se une el recorrido la ruta de BTT del Arroyo de Riomance. En esta zona las fincas de cultivo con sus cambios de color, hacen que el sendero parezca diferente en función de la época del año en la que se pase. Tras dejar atrás el cruce, y continuando por el camino señalizado, la flora que acompaña el sendero cambia, los campos de cereal están ahora salpicados por una repoblación de pino negral o laricio, que acogen bajo sus ramas a una gran variedad de especies animales. Pinzones, carboneros, herrerillos, colirrojos y petirrojos aportan una nota de alegría la recorrido.

El camino discurre dejando a un lado el pinar y al otro un paisaje ondulado cubierto por manchas de arbolado, fincas y eriales.

Siguiendo la señalización, evitando desviarse del camino principal y siempre continuando por la pista de mejor firme, se llega a la carretera que une Sotresgudo y Amaya. El sendero gira a la derecha y continua por la carretera unos cientos de metros, hasta llegar a una flecha que indica que el camino gira a la izquierda para cruzar un pequeño vado sobre el arroyo del Fresno.

A partir de aquí el itinerario continua paralelo al arroyo, atravesándolo en un par de ocasiones por unas pequeñas pasarelas de madera.

Los chopos, sauces y olmos, flora típica de los márgenes de los ríos, acompañan las pedaladas durante este tramo del recorrido.

En un momento determinado, y a la altura de una curva de la carretera, el sendero se separa del arroyo para ascender ligeramente hacia el paraje de Prado Arenas, en las proximidades de Amaya.

Desde aquí una amplia pista conduce rápidamente hasta el punto de partida, el punto de acogida de la localidad de Amaya.