Ruta BTT De los Carros

Un paseo a orillas del Canal de Castilla

Datos básicos de la ruta:

Distancia: 
8,9 km
Tiempo estimado: 
1 hora y 10 minutos
Desnivel acumulado: 
75 metros
Dificultad: 
Verde
Ruta BTT De los Carros
Relieve de la ruta De los Carros

ITINERARIO

Desde el centro de Turismo Rural (CTR) de Carrecalzada puede realizarse este recorrido como opción para quienes deseen ampliar la ruta de los Navegantes y hacer algunos kilómetros más pedaleando por cómodos caminos o bien para que los visitantes que se acerquen al barco fluvial del Canal de Castilla puedan completar la jornada con un paseo por los alrededores.

Para iniciar la ruta se debe ir hasta la N-120 en las inmediaciones del Puente de Carrecalzada. El tramo es de ida y vuelta para los ciclistas por lo que habrá que estar atentos de no colisionar con alguien que venga de frente.

En el primer cruce que se encuentra, se gira a la izquierda, y poco más adelante en una bifurcación se debe tomar el camino de la derecha, dejando a mano izquierda una edificación. Tras cruzar un pequeño regato se alcanza el camino de Espinosa a Melgar de Fernamental, una amplia pista de concentración parcelaria. A partir de aquí finaliza el tramo de sendero bidireccional. Tras girar a la izquierda y tomar dicho camino se llega más adelante a un cruce donde se gira a la derecha y se toma un camino más pequeño y empradizado, conocido como la carrera de la Tapia Alburas.

El sendero toma dirección oeste, pasa junto a las ruinas de una tenada de piedra y discurre entre fincas de labor, jalonando de vez en cuando por chopos jóvenes. En el horizonte se distinguen a un lado y a otro pequeñas choperas que aprovechan la proximidad del nivel freático para crecer con rapidez.

El camino no tiene perdida, y sólo se ve interrumpido ocasionalmente por pequeños regatos que únicamente llevan agua durante los meses de invierno. Al llegar al cruce con el camino que asciende hasta las Casas de Santa Catalina, se debe continuar recto para ir hacia los pagos de Valdesapos y Las Quintanas.

Al llegar al arroyo de Valdesapos se gira a la derecha, sin llegar a cruzar el regato, y se asciende levemente hasta una chopera. El camino se transforma en una pequeña senda, tapizada de matorral, que discurre por el interior de la chopera, donde crecen a la sombra y el frescor que ofrecen las copas de los árboles, rosales, aligustres, espinos o zarzas. Este enclave, una pequeña isla en los campos dedicados a la agricultura, es un vergel para las aves, pinzones, verderones y verdecillos, pequeños pajarillos que encuentran en estas áreas un lugar fantástico para vivir.

Después de atravesar la chopera se encuentra de frente una tierra de labor y un camino que cruza perpendicularmente, el camino de Quintana. La señalización indica que hay que girar a la derecha, iniciando el regreso al CTR de Carrecalzada. A lo largo del camino se observan pequeños rodales de encina y bosquetes de chopo, pero lo que llama principalmente la atención es la presencia de varios pozos en las proximidades del camino, utilizados antaño para regar las huertas existentes, sustituidas hoy por los cultivos de secano.

Siguiendo el camino se llega hasta el camino de Espinosa a Melgar de Fernamental, donde se gira a la derecha, para tomar un poco más delante de nuevo el camino de regreso.

Servicios Turísticos

Castrojeriz
Citores del Páramo (Sasamón)
Villadiego

Arte y Cultura