Ruta BTT La dehesa

Recorriendo las pedanías de Sasamón

Datos básicos de la ruta:

Distancia: 
34.6 km
Tiempo estimado: 
4 horas y 20 minutos
Desnivel acumulado: 
350 metros
Dificultad: 
Rojo
Relieve de la ruta La Dehesa

ITINERARIO

Como se indicó en la descripción de la ruta 11 Los Negrales, una vez que se alcanza el encinar de la Dehesa existe la posibilidad de regresar a Sasamón por esa ruta o bien ampliar el recorrido en 9 km y recorrer el bosque de La Dehesa y las pedanías de Yudego y Villandiego. Tambien se puede realizar este sendero haciendo un recorrido circular entre Yudego, Villandiego y Olmillos de Sasamón. En este último caso, hay que tener en cuenta que, dado que los caminos están señalizados de forma unidireccional; alguno de los tramos tendrá la señalización para realizados en el sentido opuesto al que se circule, por lo que habrá que extremar la precaución.

Siguiendo con la descripción de la ruta, en el cruce donde se puede optar por realizar este recorrido, de debe girar a la izquierda (existe señalización indicadora) para adentrarse en el encinar de La Dehesa, un bosque donde la encina es la principal especie arbórea que puede encontrarse. Sin duda alguna es un magnifico escondite para la fauna que habita la zona, en especial toda aquella de mayor tamaño, como jabalíes y corzos, que encuentran en este espacio un buen lugar de refugio y cobijo. Si se circula a primera o ultima hora del día no será difícil encontrar un grupo de corzos paciendo en los claros del bosque.

Un serpenteante recorrido por el interior del encinar y una bajada por una corta, pero pronunciada cuesta, dan paso a la pista que une Yudego y Cañizar de Argaño, un ancho y rectilíneo camino que permite pedalear con relajación hasta la localidad de Yudego. En este tramo la vegetación de encina es sustituida por campos de cereal que se extienden por la planicie de la paramera.

El camino desciende a la entrada de Yudego, pueblo situado al abrigo del valle de Mediovino. En esta localidad también tiene paso una ruta senderista que une las localidades de Olmillos de Sasamón, Villandiego y Yudego.

El sendero sale del pueblo entre los muros y las huertas situadas en su parte sur a través del camino de Yudego al Monte, destino de la ruta. El paraje del Monte presenta un paisaje en mosaico donde se alternan pequeños bosquetes de encina, eriales y fincas de labor, siendo otro lugar estupendo para poder avistar algún corzo comiendo junto al arbolado en el que se esconde.

La ruta poco a poco va girando y conduce hasta la Mata Grande, una mancha de encinas de mayor extensión. Una pequeña senda permite pasar por su interior y llegar hasta el cruce con el camino de Castrillo de Murcia a Hornillos del Camino. La señalización indica que se debe girar a la izquierda y continuar por el citado camino, en no muy buen estado de conservación y con algunas piedras en él.

Después de cruzar una carretera local, el camino mejora notablemente y de nuevo se puede rodar con buen ritmo. En el primer cruce al que se llega se gira a la derecha para tomar el camino denominado Camino de Iglesias y se abre ante la mirada del ciclista la inmensidad del páramo. Aunque parezca un lugar yermo es un espacio lleno de vida, siendo fácil disfrutar del vuelo tranquilo del milano real, el ŕapido batir de las alas del cernícalo vulgar, o el volar del mochuelo entre majano y majano (montones de piedras apiladas) con su característico vuelo ascendente y descendente. Las comunidades de aves esteparias, con especies como las cogujadas, terreras, calandrias o alondras, amplían el abanico de habitantes del páramo.

Siguiendo el camino sin desviarse, se llega hasta el borde del páramo donde se inicia el descenso hasta la localidad de Villandiego, situada también en el valle formado por el arroyo de Mediovino. En esta localidad sobresale sobre el resto de construcciones la iglesia de Santa Marina, románica, en cuya nave principal se encuentra el retablo del altar mayor, presidido por la imagen de Santa María Magdalena, patrona de la Villa.

Continúa el sendero por un camino que parte de un cruce de carreteras situado a las afueras de Villandiego. Con dirección noroeste la ruta va tocando su fin, discurriendo en su tramo final por cómodos caminos asentados en la vega del arroyo del Cauce. Al fondo se discierne el caserío de Olmillos de Sasamón y la silueta de su castillo.

Dejando a la izquierda una serie de graveras abandonadas se llega hasta el camino de Castrillo de Murcia a Olmillos. En este lugar un poste direccional indica por donde continúa esta ruta, pero también la dirección a tomar para poder ir hasta el punto de acogida de Castrojeriz, perteneciente también a las Cuatro Villas de Amaya, y localidad de paso del Camino de Santiago.

Continuando con esta ruta, el camino enlaza un poco más adelante con la ruta senderista del Alto de Castarreño (PRC-BU 194), siendo sus trazados comunes hasta Olmillos de Sasamón, por lo que habrá que tener cuidado con los posibles senderistas que haya en el camino.

Un poco antes de llegar a la citada localidad esta señalizado para los senderistas el ascenso hasta el Alto de Castarreño, punto donde existen unas magníficas vistas panorámicas de la zona. Si todavía se conservan fuerzas se puede realizar este ascenso por un camino en buen estado, siempre que se eviten los días lluviosos.

En Olmillos de Sasamón la ruta enlaza con el sendero BTT número 11 Los Negrales, a través del cual se inicia el regreso hasta el punto de acogida de Sasamón.

Servicios Turísticos

Melgar de Fernamental
Castrojeriz

Ocio

Castrojeriz
Melgar de Fernamental