Ruta BTT De los Navegantes

Un reto de la ingeniería: el canal de Castilla

Datos básicos de la ruta:

Distancia: 
25,6 km
Tiempo estimado: 
3 horas y 20 minutos
Desnivel acumulado: 
190 metros
Dificultad: 
Azul
Ruta BTT De los Navegantes
Relieve de la ruta  De los Navegantes

El canal de Castilla fue sin duda uno de los proyectos más ambiciosos y relevantes de la ingeniería civil de la España del siglo XVIII. El objetivo de su construcción fue establecer una vía de comunicación y transporte que solucionase el problema de aislamiento al que estaba sometida la meseta castellana, cuya red viaria era bastante deficitaria y mal conservada, y permitiese transportar los excedentes agrarios a otros puntos de la geografía española.

Aunque habían existido antecedentes de proyectos similares en los siglos XVI y XVII, no sería hasta mediados del siglo XVIII, cuando Fernando VI y su ministro más influyente, el Marqués de la Ensenada, empezaron a pensar en un ambicioso plan para desarrollar la economía de España. En la actualidad el Canal de Castilla tiene en el turismo uno de sus principales usos, pero proporcionó durante años otros derivados de la fuerza motriz del agua generando un desarrollo económico e industrial en las localidades por las que pasaba, lo que propició el nacimiento de fábricas de papel, harinas, cueros, molinos, armas e incluso astilleros.El Canal de Castilla ya no solo era una vía de comunicación y una arteria para irrigar los campos de Castilla, también fue el responsable del despertar industrial de la Región.

ITINERARIO

El itinerario tiene su inicio en el punto de acogida de Melgar de Fernamental, y comparte durante buena parte de su trayecto recorrido con un itinerario senderista señalizado, el PRC-BU 191. Siguiendo correctamente las señales el recorrido abandona el caserío de Melgar de Fernamental en dirección a San Llorente de la Vega.

El recorrido cruza por el puente sobre el río Pisuerga para tomar a continuación con rumbo norte un camino que discurre sobre la mota que delimita las choperas y la ribera del río Pisuerga. Tras dejar atrás el punto limpio de Melgar el sendero se encamina hacia el paso elevado sobre la autovía de Burgos a León.

Las huertas, los chozos, los frutales, los chopos y retazos del original bosque de ribera se dispone a lo largo del río, junto al cual discurre el camino. La ruta se une a la carretera a San Llorente de la Vega para pasar sobre la autovía. Tras bajar el puente se toma el primer camino que sale a la derecha, el camino a San Llorente de la Vega, el cual discurre entre cereales, regadíos y pequeños arroyuelos, dejando al a derecha numerosas choperas de producción.

El sendero llega el caserío de San Llorente de la Vega, localidad, situada entre la orilla derecha del río Pisuerga y el canal de Castilla.

La ruta abandona el pueblo por la carretera comarcal PP.6112 que enlaza Melgar de Fernamental con Saldaña. Aproximadamente a quinientos metros de distancia el sendero cruza por encima del Canal de Pisuerga y gira bruscamente a la izquierda, abandonando el asfalto, para llegar a la esclusa número 14 de San Llorente, a orillas del Canal de Castilla, la obra de ingeniería hidráulica de mayor envergadura llevada a cabo en España durante la Época Moderna. Las esclusas permitían salvar el desnivel del terreno y que las barcazas pudiesen recorrer el canal. Fueron precisas 50 exclusas para salvar el desnivel de 170,50 m. existente entre Alar del Rey y Medina de Rioseco.

El paseo continúa por el camino de Sirga que discurre por la margen izquierda del Canal, bajo la agradable sombra de chopos, álamos, alisos y fresnos. El camino recibe este nombre porque las embarcaciones que navegaban por Canal eran remolcadas por mulas atadas a las barcas con sirgas, las cuales avanzaban por estos caminos.

Este tramo del recorrido se extiende durante cuatro kilométros hasta que llega al embarcadero y centro de turismo rural de Carrecalzada, donde es posible coger el barco de San Carlos de Abánades y hacer un recorrido de sesenta minutos por el Canal.

 

La ruta continúa por el camino de Sirga hasta el Acueducto de los Abanades, también conocido como del Rey. Este puente-acueducto construido entre los años 1775 y 1780, salva el curso del río Valdavia. Consta de cinco arcos de medio punto, sostenidos por cuatro enormes pilares de doble contrafuerte. Levantado por trabajados siliares, llama la atención por sus gradnes dimensiones.

En este punto se abandona el Canal de Castilla y se inicia un corto, pero acusado descenso por un estrecho sendero para tomar el camino de servicio que discurre paralelo a la autovía A-62. Un paso elevado permite cruzarla y adentrarse en una fértil zona de cultivo antes de ascender al páramo de la Mesilla del Rey. Tras pasar de largo por un cruce de caminos de concentración parcelaria, se alcanza un canal de riego jalonado por chopos, y poco después un nuevo cruce, donde se debe girar a la derecha para iniciar el ascenso al páramo, no sin antes cruzar de nuevo la acequia de riego. La subida se realiza por una vaguada surcada por un camino con roderas, que dificulta en algún punto el ascenso. Algunas fincas con almendros se van dando paso en el paisaje.

Tras culminar la subida se pasa junto a una granja deshabitada, dando vistas al valle de los ríos Pisuerga y Valdivia, durante choperas, huertas y cultivos se alternan en el paisaje. El recorrido continúa por el páramo, siguiendo un sinuosos trazado hasta llegar al camino de Osorno a Osornillo, zona donde se asentó la ciudad romana de Desobriga .

Surgida del asentamiento de un campamento romano debido a su situación estratégica, jugó un papel importante en el asedio de Numacia. Escipión Emiliano se asentó en Dessobriga con un ejército de 60.000 hombres y en esta ciudad preparó todas las provisiones para realizar el asedio. También fue un centro importante de avituallamiento de las tropas de César Augusto en guerras cántabras.

La ruta continúa girando a la izquierda y tomando el camino de Osorno a Osornillo hasta llegar a las inmediaciones de una granja de cerdos. Allí se gira de nuevo a la izquierda, tomando rumbo noreste, iniciando el descenso por camino de Santillana hasta alcanzar las orillas del río Valdivia. La fresca sombra de su bosque de ribera permitirá descansar antes de iniciar el último tramo del sendero.

Un ancho camino que discurre entre huertas, cultivos y casetas de adobe conduce hasta la N-120, por cuyo arcén se deberá pedalear con precaución antes de entrar de nuevo por las calles de Melgar de Fernamental.

Servicios Turísticos

Villalibado (Villadiego)
Olmillos de Sasamón (Sasamón)

Arte y Cultura